domingo, mayo 11, 2008

El Relativismo y los monstruos de hoy

Los que han dejado de lado la búsqueda de la verdad y ya no quieren luchar para hacer el bien y evitar el mal, están sufriendo las consecuencias de esos desaciertos.

Josef Fritzl, “el monstruo de Austria” , (los austriacos y todo el mundo lo llaman así a pesar de la “cultura de la tolerancia”), ha dicho, con todo desparpajo, que él no es un monstruo porque no mató a su hija y a los 7 hijos, que con ella había tenido, pudiéndolo hacer; solo tuvo una relación incestuosa secuestrándola durante 24 años en un sótano porque tenía una adicción sexual y con los hijos enfermos, había tomado la decisión de llevarlos al médico, arriesgándose a ser descubierto.

¿Qué puede haber en su cabeza?, ¿qué pudo haber ocurrido con su educación?, ¿Se olvidaron de formarlo bien?, ¿Nadie se preocupó de él?, ¿no recibió cariño?, ¿su esposa no sospechaba nada?, ¿pudo engañar a todos con su doble vida?, ¿a nadie le importó nada lo que hacía?

Si decimos que la verdad es relativa y nos alejamos de las nociones del bien y del mal, esta conducta podría ser también una alternativa. El único punto que entraría en discusión es la libertad de la hija violada. Si ella hubiera aceptado todo (porque todo empezó a los 18 años) los partidarios de la libertad absoluta o los de la autonomía de la conciencia tendrían que aceptarlo.

Sin embargo todos están aterrados de estas monstruosidades o degeneraciones a las que puede llegar un ser humano. Son situaciones que no se pueden tolerar, como la de los pedófilos o la de los terroristas, que tampoco pueden ser alternativas, bajo ningún concepto.

¿no es importante la educación y la formación de la conciencia de las personas?, ¿seguirá el mundo colaborando con la existencia de más monstruos?


Esto demuestra una vez más que es imposible vivir sin tener en cuenta la ley universal de los primeros principios, escrita en la misma naturaleza humana y que está explícita en los 10 mandamientos.

La falsa cultura del relativismo, de los partidarios de la libertad absoluta y de la autonomía de la conciencia, nos está haciendo pagar facturas con costos muy elevados y penosos. Lo que empezó como una revolución contra los criterios morales de conducta está terminando en una tragedia generalizada con efectos devastadores.

Para botón de muestra basta un ejemplo: En el Perú se está aprobando una ley para que los matrimonios puedan divorciarse rápidamente, sin embargo en nuestro país siguen existiendo muchas trabas burocráticas para otros asuntos que deberían resolverse de inmediato (sigue vigente la coima y la piratería).

Si la Iglesia no permite el divorcio, una de las razones es el daño, muchas veces irreparable, que se hace a la familia y fundamentalmente a los hijos. Todas las personas deben estar de acuerdo con defender la unidad de la familia (eso es lo fundamental). Si un matrimonio se pelea y tiene fácil el divorcio, se pueden cometer muchas torpezas sin que de tiempo a reflexionar.

Esta ley puede no afectar al que tiene una buena formación de su conciencia porque él, aunque exista la ley, no se va a divorciar, (pueden haber excepciones que confirmen la regla). En cambio esta ley perjudica fundamentalmente al ignorante y al que tiene poca cultura, porque se le está dando sin mayor trámite una facilidad para que rompa su matrimonio y pueda producir daños irreparables a sus hijos. En este sentido la ley es anti social.

Las leyes existen para el bien común y por lo tanto éstas deben cuidar que no se tomen decisiones precipitadas que afectan la libertad y felicidad de los ciudadanos y en especial de los más necesitados (los niños y las personas enfermas).

El hacer las cosas a la ligera permite muchos descuidos, que a la larga pueden producir situaciones de degeneración y monstruosidad por la ausencia de la formación moral de las personas. Si no queremos que se repitan esas situaciones terribles que “claman al Cielo” formemos bien las conciencias de las personas en un clima de amor y de respeto dentro de la familia y la escuela.

Agradecemos sus opiniones en el blog

Atentamente
P. Manuel Tamayo

2 comentarios:

Anónimo dijo...

muy buenas noches Padre Manuel, es muy cierto como afecta a la sociedad y a la familia en especial esta nueva tendencia de permisibilidad extrema, como una expresi�n de la "cultura de la tolerancia" que para para m� es una tendecia hacia un relajamiento en el cumplimiento de los Mandamientos del Se�or que deberian regir en cada momento de nuestras vidas.

Lupe Tamayo

Sandra dijo...

Estimado Manuel:
Leyendo tu artículo me he quedado pensando en muchas cosas:

-¿qué es la soledad? es un estado de ánimo talvez?, la soledad somos nosotros mismos que nos aislamos y permanecemos “indiferentes” frente al mundo. Si lo entendemos así, la siguiente pregunta es:
-¿es necesaria la soledad?
- muchas personas prefieren aislarse porque en cierto modo están “cansados” de este “mundo” en el que cada día vamos muriendo lentamente. Un mundo en el que sólo importo “yo” y lo demás…no, un mundo en el que se fomenta la cultura del odio, una cultura indivudualista. No sé si esto fue lo que le pasó a Hedviga ¿?
- sigo preguntándome ¿es necesaria la soledad?
- no sé si mi concepto está equivocado, pero la soledad (desde mi punto de vista) – entendida como tu espacio, como el momento para ti: para conocerte y (re)descubrirte, para morir y renacer, para cambiar, para dejar atrás lo negativo y dejar entrar lo positivo – es necesaria.
- ¿que sería del mundo sin amor? Es el amor lo que hace que esa “soledad” (entendida desde mi punto de vista) sea más llevadera. El amor es lo que hace que cada fin de semana hable con mis padres, vea a mi sobrina, sonría con mis primos, admire la belleza, contemple el firmamento, perciba el olor de las flores. El amor, sólo el amor es capaz de todo eso: puro amor.
- agrego un consejo más a tu lista, o mejor dicho una cita bíblica que me gusta mucho: “el amor todo lo puede, todo lo espera, todo lo da”.

Quiero que sepas que siempre te leo, pero hasta hoy no me animaba a comentar tu blog. Estás agregado a mi blog desde hace muchos meses (Rogers me envió tu link), te adjunto el link de mi blog: http://sandracotrina.wordpress.com [visítame!!]

Me gusta lo que escribes,
Bendiciones
Sandra Cotrina Ruiz.