sábado, setiembre 12, 2009

Alzheimer precoz

¿no me acuerdo... o no me interesa?”

EL ALZHEIMER PRECOZ

Cada vez el mundo se preocupa más porque la gente no se acuerda.


Hace poco con ocasión de un aniversario más de la segunda guerra mundial, se organizaron sendas ceremonias con discursos de desagravio y artículos periodísticos que recordaban los sangrientos episodios que no se deberían repetir nunca más.


En los útimos años se han multiplicado las pelícuas que vuelven a traer a la memoria las guerras y los holcaustos más cruentos de la historia (“La caída”, “El niño de pijama a rayas”, “operación valkiria” “Yo soy David” “El noveno día” “El Che” “Michael Collins” “En el nombre del padre”, etc.).


Parece que el mundo teme mucho que los hombres se olviden de un pasado que debería estar siempre presente la mente y en el corazón de todos, para que no se repita.

.

El deseo de no recordar

Efectívamente ese presentimiento es real porque cada vez hay más gente, especialmente los más jóvenes, que no les interesa mirar atrás porque viven lo inmediato, piensan que el pasado ya pasó y que no tiene sentido recordar.


En muchas familias las generaciones anteriores ven con preocupación que los más jóvenes no se interesen por el pasado. Cuando se les quiere contar la historia de la familia no prestan mayor atención, ni siquiera a las experiencias de los mismos padres.


La Iglesia en su catequesis predica la vida de Nuestro Señor Jesucristo y nos insta a no olvidarnos que murió por cada uno nosotros y que somos en parte culpables de su muerte. La vida de los santos, (que son también de épocas pasadas), tiene gran vigencia por el testimonio y la herencia que dejaron para que podamos ver la realidad. Son vidas ejemplares que vale la pena conocer.


La película “La Pasión” estrenada hace uno años, causó en el mundo un gran impacto. Era solo recordar los padecimientos reales de Jesucristo que la Iglesia siempre predica, más especialmente durante la semana santa.


La búsqueda de un mundo divertido

El hombre de hoy, más proclive a las diversiones y a pasarla bien, no quiere mirar un pasado de dolor y prefiere cerrar los ojos a la realidad engañándose con utopías o sueños quiméricos de ciencia ficción. No saben que así están desbarrancándose a un futuro mucho más tortuoso.


El no querer recordar lo que se debe recordar, es uno de los factores que influye negativamente en la memoria del ser humano. Al no usarse la memoria convenientemente, ésta se daña.


A las consideraciones que hemos hecho se suma el desarrollo del tecnicismo (memorias electrónicas) que facilitan que el hombre vaya más rápido y que no tenga que usar tanto su memoria (máquinas calculadoras, buscadores, etc.).


Hoy se multiplican personas que están asustadas porque su memoria les está empezando a fallar (se olvidan los nombres, no retienen lo que han escuchado, los recuerdos no so claros), y lo dicen con cierto temor: “no tengo memoria”, “me olvidé...”, “no se qué me está pasando”


La pérdida de la memoria en los jóvenes


Es lógico que una persona entrada en años pueda llegar a una etapa de demencia senil y olvidarse de todo, pero no es lógico que esto ocurra con los jóvenes.


La Asociación norteamericana de Alzheimer ha lanzado una campaña de difusión para advertir que aumentan los casos de demencia senil en personas que aún no han llegado a los 60 años. La Fundación ACE publicó varios artículos de pacientes de 30 y 40 años con Alzheimer precoz y decía que era una tendencia que iba en aumento.


El temido Alzheimer es una degeneración de las células cerebrales que se da con más frecuencia en los varones. Tiene tres etapas: (que no se cumplen necesariamente en todos).


  • Leve: el enfermo se olvida de cosas pequeñas (dónde están las llaves, dificultad para encontrar una palabra o entender un razonamiento, desorientación, etc.).

  • Moderado: dificultad para determinadas compras o gestiones, no poder seguir un programa de televisión, problemas de comprensión, dificultad para llamar por teléfono, retener unos números.

  • Grave: Repetición de frases inconexas, no reconocer a personas, grandes lagunas, desubicarse en el tiempo y en los lugares.


La forma de vivir y el ambiente

En los estudios recientes se ha querido distinguir el alzheimer precoz como si fuera una enfermedad distinta aunque no se han encontrado los motivos o las causas que hagan viable esta distinción. Existen unos factores genéticos, (hereditarios), pero también el modo de vida y el ambiente tienen una influencia que se está considerando cada vez como más importante.


Los sabios consejos que suelen darse para tener una buena salud son óptimos para evitar o alejar la pérdida de la memoria.


  1. En primer lugar es importante decir que la memoria hay que usarla siempre (leer libros de historia, interés por conocer la historia de la propia familia, conocer el bien que han hecho determinadas personas de la historia, aprender de las experiencias de los que nos han precedido).

  2. No dormir menos de 7 horas ni más de 8.

  3. Caminar constantemente y hacer deporte (mejor si es competitivo).

  4. Ejercitar la memoria para acordarse de las personas, con sus nombres y apellidos, los cumpleaños y las fechas significativas.


Y como conclusión tenemos que decir que una persona que sabe amar siempre se acuerda. El que ama suele tener mucho interés y atención por las cosas, además estará en los detalles. El que no tiene amor tampoco tiene interés, no se fijará y seguirá de largo, se meterá en su mundo egoísta y limitado y terminará destruyendo su memoria y su felicidad.


Agradecemos sus comentarios

3 comentarios:

jr dijo...

Aristofanes dice: "la pasion cuando es violenta, nos inspira el deseo de identificar nuestra existencia con el objeto amado y de constituir con EL un solo Ser ". pregunto: ¿ Amor y pasion son categorias que se complementan o la relacion entre ellas es destructiva?

Manuel dijo...

El amor guiado por la inteligencia orienta a la pasión hacia el bien. Allí existe un complemento. La pasión puede ser desordenada, la inteligencia encontrará la forma de ordenarla hacia el bien.
Manuel Tamayo

Anónimo dijo...

Hola, buscando en internet cai en este articulo y me parecio muy interesante, ya que me siento reconocido. Muchas veces no recuerdo algunos nombres de las cosas o sustantivos, incluso algunos comentarios o chistes que leo en un momento me son dificiles de recordar el mismo dia. Yo pienso que tal vez sea porque usualmente estoy como desconectado de la realidad, aunque si me interesa la historia o las cosas que me cuentan mis padres. Tengo muchas preguntas y son como salir de esa desconección, como puedo mover mi voluntad para ser una persona que quiera interesarse por los demas y asi recordar siempre, es importante practicar las virtudes para poder motivar mi volunta y una ultima es que si es que entro en una etapa incipiente de alzheimer precoz, puedo revertir las consecuencias o estoy completamente destinado a sufrirla y que evolucione hasta perder completamente la memoria, esforzarme por desarrollarla solo alargaria el tragico final?